lunes, 13 de febrero de 2017

Tres poemas de Michliny Verunchsk



CUENTO

Existen minas
al norte de una gran ciudad
donde los mineros
no ven la luz
hace por lo menos 25 años.
Dicen que tienen
ojos fosforescentes
como peces de regiones abisales.
Dicen que nacen de la tierra
y se proliferan por bipartición.
Dicen que tienen pulmones modificados
y que nunca lloran
porque duele mucho.
Pero son hombres,
todavía hombres,
los mineros del Norte.



HISTORIA

Desenterrar los muertos
y chupar sus huesos,
chupar su mosto
de tierra y sangre seca,
su gusto secreto de años interminables,
arcos,
costillas,
arquitectura.

Infectarse con los muertos.
Triturar los dedos de sus pies
de esponja reseca,
pintar de negro y noche
los dientes y la saliva
y abandonar el sueño
viva,
muy viva.



UN SUICIDIO

La araña
delicada
me lame
entre los dedos
y un guante
de terciopelo negro
se esparce por todo el brazo.

Del otro lado,
la otra mano,
pálida como la nieve
sangra manzanas
sobre una esquela
inacabada.

No hay espejo
o beso
que las despierten.

Parálisis.



De Bicho de siete cabezas: selección de la poesía contemporánea brasileña (detodoslosmares, 2014)
Traducción de Martín Palacio Gamboa 

No hay comentarios:

Publicar un comentario