domingo, 6 de agosto de 2017

Allan Kaprow - El arte No-arte




La sofisticación de la conciencia de las artes es tal hoy en día (1969) que se podría afirmar de hecho


Que el módulo lunar LM constituye un ejemplo superior a todos los esfuerzos escultóricos contemporáneos;


Que la transmisión del intercambio verbal entre el Manned Spacecraft Center de Houston y los astronautas del Apollo 11 fue más rica que cualquier forma de poesía contemporánea;


Que dichos intercambios, con todas sus distorsiones de sonido, pitidos, e interrupciones de comunicación, también superaron a la música electrónica que podemos escuchar en las salas de conciertos;


Que ciertas grabaciones por control remoto de las vidas de familias residentes en guetos, filmadas (bajo su autorización) por antropólogos, son más fascinantes que los “fragmentos de realidad” tan alabados de las películas underground;


Que muchas de las gasolineras de plástico y acero inoxidable iluminadas brillantemente de ciudades como, por ejemplo, Las Vegas, son la más extraordinaria arquitectura diseñada hasta la fecha;


Que los movimientos aleatorios de los compradores, casi en trance, de los supermercados poseen mayor dinamismo que cualquier coreografía de danza moderna;


Que el polvo debajo de las camas y los desperdicios de los vertederos industriales resultan ser ejemplos más convincentes que la reciente oleada de exposiciones que exponen residuos desperdigados por el suelo;


Que los rastros de vapor —los garabatos estáticos y multicolores— que dejan en el cielo las pruebas con misiles no son igualables por los artistas que actualmente se dedican a explorar el medio gaseoso;


Que el teatro que está teniendo lugar en el sudeste asiático —la guerra en Vietnam— o el juicio de los “Ocho de Chicago”, aun tratándose de sucesos indefendibles, representa la mejor forma de teatro posible;



Que… etc., etc., …el arte No-arte es más arte que el arte Arte.


De La educación del des-artista (Árdora Ediciones, 2007)
Traducción de Armando Montesinos y David García Casado

No hay comentarios:

Publicar un comentario